Mientras era estudiante de Administración de empresas, todos los libros de texto que leí hacían referencia a casos de éxito y fracaso de grandes empresas internacionales: Coca-Cola, General Motors, PanAm, Rolex, 3M, Olivetti... y creo que ni una vez sobre pequeñas empresas.

Pero la realidad es bien distinta: en México, la mayoría de las empresas son MiPyMEs, es decir, empresas micro, pequeñas y medianas, que cuentan con una plantilla laboral no mayor a 250 trabajadores en total y una facturación moderada. Pero estas empresas, cruelmente ignoradas por mis libros de texto, generan el 72% de los empleos en el país, según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI). Estos negocios, muchas veces familiares y administrados por sus dueños, contribuyen con el 52% de Producto Interno Bruto (PIB) del país y constituyen la columna vertebral de la economía y de la producción nacional.

Explicado lo anterior, se puede inferir con facilidad que existen más posibilidades de encontrar un empleo es una de estas empresas que en una gigante. Lo cual es bastante interesante, porque es mejor ser cabeza de ratón que cola de león.

Pero ¿cómo contratan personal estas empresas? Dependiendo de su capacidad y su estructura, lo harán a través de su departamento de recursos humanos, contratarán una agencia de reclutamiento o, en su defecto, algún jefe de departamento o el dueño mismo se encargará de dicha tarea. Sea de una u otra manera, todas las empresas necesitan reclutar y seleccionar personal y procurarán lograrlo de la mejor manera posible dadas las herramientas con las que cuentan. Y todas las empresas están en busca del candidato ideal.

Departamento de Recursos Humanos.

Las empresas medianas y grandes generalmente cuentan con un departamento de Recursos Humanos, quien tiene a su cargo, entre otras tareas, el reclutamiento y selección de personal. Cuando existe una vacante dentro de la empresa, serán los que se encarguen de buscar candidatos para cubrirla.

¿Cómo buscan? Una vez definido el perfil del candidato, publicarán la vacante en la bolsa de empleo de la compañía y sus redes sociales, en diversos portales especializados en empleo como HolaTrabajo, medios impresos y digitales, consultarán su propio acervo de currículos, inclusive buscarán entre sus propios empleados.

¿Qué busca? Cuando el reclutamiento está a cargo de este departamento, lo primero que buscan es cubrir el 100% del perfil solicitado, porque de lo contrario trabajarán en vano cuando el jefe del departamento solicitante rechace su propuesta, ¡oh, dolor!, por no cumplir con el perfil.

¿Qué dicen los expertos? La decisión final de contratación no depende de este departamento, sino del jefe de área solicitante, por lo tanto, el departamento de Recursos Humanos es el primer filtro que debes superar, así que lo más productivo es sólo postularse si cumples el perfil. De lo contrario, lo más probable es que seas rechazado.

Agencia de reclutamiento.

Son especialistas en Recursos Humanos que se encargan del proceso de reclutamiento para otras empresas que no cuentan con personal que se pueda encargar de esta tarea. La preselección de candidatos corre por parte de la agencia, quien presenta a su cliente las mejores opciones disponibles y cobra por este servicio.

¿Cómo buscan? Las agencias de reclutamiento echarán mano de más o menos las mismas herramientas que un departamento de Recursos Humanos corporativo para encontrar candidatos satisfactorios, con el plus de contar con una gran base de talento propia, canales de difusión más amplios y mejores procesos de filtrado de información, lo que agiliza el proceso y mejora el resultado.

¿Qué busca? Su principal interés es proporcionar a su cliente los candidatos que mejor se adaptan al perfil solicitado, previamente verificados, que sean sólidos en aptitudes y actitudes para asegurar su permanencia dentro de la empresa y así conseguir la completa satisfacción de su cliente.

¿Qué dicen los expertos? Como este tipo de reclutadores no trabajan dentro de la empresa, sino que ellos mismos están haciendo su trabajo y deben dar resultados positivos, serán más rígidos al momento de la selección de candidatos, porque están prestando un servicio externo. No tendrán la sensibilidad de un reclutador del Departamento de Recursos Humanos, que conoce la empresa, los departamentos y las dinámicas de trabajo.

Jefe de Departamento.

En México, más de 95% de las empresas es PYME y 70% de todos los empleos formales —que pagan impuestos y cuotas de seguridad social— los producen este tipo de empresas. Es probable que una empresa de este tipo no cuente con área de Recursos Humanos establecida y los procesos de reclutamiento sean realizados por el mismo jefe de departamento o el dueño de la empresa.

¿Cómo buscan? Publicarán sus vacantes en medios impresos y digitales, utilizarán portales de empleo como HolaTrabajo, pondrán un anuncio afuera de sus instalaciones, recurrirán a sus propios empleados para "pasar la voz" y buscarán en sus redes de familiares y conocidos.

¿Qué busca? Si el reclutador es el jefe de área o el dueño de una empresa pequeña, conocerá al detalle el puesto que se debe cubrir, es decir, ya sabe qué tipo de habilidades necesita y qué personalidad le atrae en un candidato. Está en busca del candidato que mejor se adapte al equipo de trabajo y que cumpla con el perfil solicitado.

¿Qué dicen los expertos? Es evidente que ni el dueño ni el jefe de área son reclutadores, pero es posible que cuenten con mucha intuición para elegir personal, por lo que a pesar no poseer las mejores herramientas ni procesos de contratación, son muy efectivos al momento de elegir. Esto también tiene su parte positiva, porque hay menos filtros que superar, si le gustas a él o ella tienes posibilidades de obtener el empleo. Una entrevista directa con tu posible jefe te dará una idea muy clara sobre como es la empresa y el empleo al cual estás aspirando.

Entonces ¿cómo aumento mis posibilidades de ser contratado?

Buen punto. Se puede decir que la búsqueda y selección de personal es un proceso ganar-ganar. Se debe encontrar la pieza faltante del rompecabezas, entonces, para lograr ser elegido, debes ser la pieza que se está buscando.

Por lo tanto, mi recomendación experta es que enfoques tu energía en buscar y encontrar las vacantes que mejor se adaptan a tu perfil. Soy una gran entusiasta del conocimiento, uno siempre tiene nuevas cosas que aprender: sigue estudiando, capacitándote, mejorando para aumentar tus posibilidades de ser contratado.

¿Quieres saber lo primero que debes hacer? Empieza por registrar tu currículo en HolaTrabajo.

***

Gracias por leernos.