Cuando hablamos de entrevista laboral, hablamos de un tema que para muchos nos causa un poco de conflicto e incertidumbre ya que es un factor determinante para saber si serás contratado o no. Pero recuerda que es una oportunidad para mostrar tus fortalezas profesionales y tu personalidad. Para reducir el miedo a una entrevista lo más recomendable es que te prepares correctamente y por esta razón te queremos compartir algunas de las preguntas más comunes en una entrevista.

Photo by Christina @ wocintechchat.com / Unsplash

Es muy importante para quienes realizan las entrevistas abarcar todos los aspectos básicos antes de dar pie a una conversación más profunda contigo. Así que sin más que hablar, te dejamos aquí las 9 preguntas más frecuentes que te pueden realizar en una entrevista.

1. Cuéntame de ti

Algunas veces esta es la primera pregunta que te harán durante la entrevista. Como es algo general, lo mejor es que la utilices como una oportunidad para mencionar lo más importante de tu carrera profesional y dar a conocer un poco sobre ti. No necesitas entrar en muchos detalles, pero es probable que quieran saber más de ti, no sólo como profesional sino como persona. Por esto, es una buena idea hablar un poco de tus hobbies o de tu familia, lo que realizas en tu trabajo actual, etc. Recuerda, sólo da la información que quieras compartir, no te sientas con presión para decir lo que no deseas.

2. ¿Por qué quieres trabajar aquí?

Antes de la entrevista, te recomendamos que investigues la empresa para que puedas decir con seguridad por qué es el lugar adecuado para ti. Algunas de las veces te pueden preguntar acerca de ella, si sabes a qué se dedican, lo que te llamó la atención para entrar a trabajar ahí, etc.

3. ¿Cuál es tu mayor fortaleza? ¿Tu mayor debilidad?

Tu respuesta a estas preguntas tan comunes dicen mucho sobre ti, así que no tengas miedo ni timidez al momento de hablar de tus fortalezas. Habla con honestidad y recuerda no caer en la arrogancia. En cuanto a tus debilidades, también debe haber sinceridad, pero no llegues al nivel de manifestar desprecio por ti o baja autoestima. Habla de debilidades que pueden trabajarse para mejorar. Y recuerda, nadie es perfecto, confía en ti.

4. Cuéntame un momento en el que... o ¿Cómo abordarías esta situación...?

Estas son preguntas basadas en las competencias, pero es probable que surjan de una forma u otra. Considera los momentos en los que hayas conseguido algo en tu empleo anterior, sobre alguna situación en la que hayas estado a cargo o en la que ayudaste a resolver algún conflicto. Y si fuera para tu primer empleo, considera las tareas grupales en las que estuviste a cargo en la universidad, como presentaciones, entre otros proyectos. Te recomendamos repasar sobre tu propio historial laboral, la mayoría hemos hecho más de lo que pensamos y es fácil olvidar algunas de nuestras propias victorias.

Photo by Cherrydeck / Unsplash

5. ¿Dónde te ves en cinco años?

Esta es una pregunta muy común en donde quien te entrevista buscará principalmente indagar sobre tus planes a futuro para saber si eres el candidato ideal para permanecer en la empresa durante mucho tiempo y si tus objetivos a largo plazo empatan con lo que puede ofrecerte la empresa y con los objetivos de la misma.

6. ¿Cómo eres trabajando en equipo?

Aquí te recomendamos ampliamente que des un ejemplo en el cuál describas el mejor equipo con el que hayas trabajado, qué papel tuviste en el equipo y qué fue lo que se hizo con ese equipo que te dieron una experiencia destacada.

7. ¿Por qué debemos contratarte y qué puedes aportar a la empresa?

Es ahora cuando debes convencer a la persona de Recursos Humanos: dile lo que piensas que puedes aportar al equipo, lo que podrías hacer en la empresa para que crezcan mutuamente y no olvides mencionar las competencias que tienes y que solicita la empresa. Este es tu momento.

8. Expectativas salariales: ¿Qué salario tienes en mente?

Si bien debes evitar mencionar la remuneración que deseas percibir, es importante conocer tu valor en el mercado laboral y responder a esta pregunta de manera informada cuando llegue este momento.

Revisa si el salario ofrecido está visible en el anuncio de trabajo. Si es así, indica a tu reclutador cuál es la cantidad que tienes en mente, como consejo podemos decirte que al mencionar tu cantidad, digas un poco más, para que cuando conversen quienes tienen la decisión de contratarte, te puedan ofrecer lo que pides o muy parecido.

9. ¿Tienes alguna duda?

Nunca digas que no. Trata desde antes de la entrevista tener formuladas tus propias preguntas. Esto no sólo demuestra que te preocupas por entender a la empresa y el puesto que solicitas, sino que también es una prueba de la investigación que has hecho al buscar antes sobre la empresa. Además, esta es tu oportunidad de entrevistarlos también.

Para finalizar, recuerda que el practicar un poco todas estas preguntas y prepararte mentalmente para tu entrevista, te dará seguridad y confianza, además de que las personas de reclutamiento se darán cuenta del compromiso que tienes al ir preparado. Además no te olvides de estar en calma y respirar. En serio. La gente se olvida de respirar a veces.

¡Te deseamos mucho éxito!